Orden Solifugae

Los solífugos son popularmente llamados arañas camello, a pesar de que no son arañas verdaderas. Tampoco son verdaderos escorpiones; sin embargo, están más emparentados con estos que con las arañas. Así pues, existen más de 1,000 especies de solífugos, criaturas únicas y envueltas en historias de ejemplares gigantes e individuos que destripan los estómagos de los camellos.

Filo: Arthropoda
Clase: Arachnida
Orden: Solifugae

Descripción

De un primer vistazo parecen grandes arañas peludas con apéndices delanteros semejantes a los de un escorpión, y es que los solífugos son arácnidos medianos a grandes con 8 patas y 2 estructuras para sujetar y escalar, llamadas pedipalpos, que funcionan como órganos sensoriales. Su cuerpo se divide en dos regiones: cefalotórax y abdomen segmentado. La primera contiene la cabeza, las piezas bucales o quelíceros, los pedipalpos y los somitas, de los que emergen pares de patas usadas para el desplazamiento.

Los quelíceros de una araña camello son sorprendentemente grandes y pueden medir hasta un tercio de la longitud de su cuerpo. Les sirven para atrapar a sus presas, a las que cortan eficazmente gracias a los pequeños dientes localizados a lo largo de su superficie interna. Los ojos están generalmente ubicados en el extremo central de la cabeza.

En contraste con lo que se ha dicho, las arañas camello no miden la mitad de la altura de una persona. La mayoría de las especies miden unos 5 centímetros, y las más grandes alcanzan un máximo de 12 a 15 centímetros de longitud. Las más pequeñas registran poco menos de 1 centímetro. Los machos tienden a ser más pequeños que las hembras.

El color de su cuerpo varía. Puede ser marrón claro u oscuro, beige, amarillo o negro, con partes rojas, verdosas y de otras tonalidades. Algunos tienen patrones de franjas a lo largo del abdomen. La mayor parte de su cuerpo cuenta con pelillos cortos.

Distribución y hábitat

La mayoría de las arañas camello viven en zonas desérticas de las regiones tropicales y subtropicales de África, Asia y América, sobre todo en los ambientes secos. Son muy comunes en los desiertos de Oriente Medio, pero también se les encuentra muchas veces en el suroeste de Estados Unidos y el norte de México, y en algunos semidesiertos y matorrales. Unos pocos pueden prosperar en sabanas y pastizales.

Alimentación

Las arañas camello tienen una reputación negativa. A menudo se les pinta como feroces depredadores con un apetito incalculable, pero, si bien son animales carnívoros u omnívoros, sus presas son pequeñas. Entre estas se hallan termitas, tenebriónidos (Familia Tenebrionidae) y otros variados insectos. Algunos se atreven a cazar animales ligeramente más grandes, como roedores y pequeñas serpientes y lagartos.

Su método de caza consiste en, al encontrar un presa, sujetarla con los pedipalpos y después llevársela a los quelíceros, con los que la corta en trozos. Al mismo tiempo secreta fluidos digestivos sobre la víctima, que “licuan” los tejidos y los convierten en una especie de sopa que puede ingerir a través de la faringe.

Los solífugos no son venenosos, pero ocasionan picaduras dolorosas.

Comportamiento

Es sabido que estos arácnidos son principalmente nocturnos o crepusculares y evitan el sol, de esto último se deriva la palabra latina Solifugae, que significa “los que huyen del sol”. Es muy poco probable ver una araña camello cazar en horas del día, pero sí existe una que otra especie diurna. Son muy ágiles y pueden moverse a velocidades de hasta 16 kilómetros por hora. Algunas especies son muy buenas escaladoras y suben por superficies verticales como las paredes, pero normalmente prefieren guarecerse debajo de rocas o arena, lejos de la vista.

 

Su vida es rápida y necesitan alimentarse y aparearse en un breve período de tiempo antes de morir.

Reproducción

En efecto, los solífugos tienen un ciclo de vida corto. Se les considera univoltinos, es decir, que completan un solo ciclo vital y una generación de crías a lo largo de un año. No se sabe mucho sobre sus hábitos reproductivos, salvo algunas características. Por ejemplo, que los machos son capaces de aparearse y transferir esperma directamente a la hembra, o de depositar el espermatóforo en el suelo y después, con ayuda de los quelíceros, insertarlo en la cavidad genital femenina.

Las hembras depositan 50-200 huevos en pequeñas madrigueras bajo las rocas o en otros sitios resguardados, y se mantienen cerca o se alejan después de cubrirlos. Pasan por 4 estadios: huevo, post embrión, estadios ninfales y adulto.

Amenazas y conservación

Las arañas camello no están especialmente amenazadas o en peligro mundial, aunque los mitos acerca de ellas no les favorecen en absoluto. Algunas personas pueden matarlas si creen que son un peligro, pero hay que saberlo: no representan un riesgo para los seres humanos, aunque sí hay que tener cuidado de no agredirlas porque su picadura produce mucho dolor.

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Solifugae

http://global.britannica.com/animal/sunspider

http://www.bbc.co.uk/nature/life/Solifugae

http://www.amnh.org/explore/news-blogs/research-posts/close-up-on-the-fearsome-jaws-of-camel-spiders