Animales que Viven en el Desierto.

Aunque así lo parezca, en realidad los desiertos no están tan desiertos. En ellos vive una gran cantidad de vida silvestre que en su mayoría posee una apariencia exótica y jamás encontrada en otro tipo de bioma.

Muchas plantas desérticas poseen coberturas espinosas o texturas ásperas que soportan las inclemencias del tiempo y ahuyentan a los intrusos. Por otro lado, los animales poseen impresionantes mecanismos de defensa y protección ante los depredadores y por supuesto, ante los cambios extremos de temperatura, los cuáles suelen variar desde muy caluroso durante el día, a muy frío por la noche.

Esta adaptación en la fauna desértica les ha permitido la supervivencia dentro de un escenario con pocos elementos en su entorno, comparado con un bosque o una selva, por poner algunos ejemplos.  A pesar de la falta de vegetación abundante y agua, las cuevas y rocas ofrecen a los animales sombra y protección, las plantas hidratación y los animales alimento y socialización.

Algunos científicos han planteado que la resistencia animal por las altas temperaturas podría beneficiarlos de cierta manera al enfrentar las consecuencias del calentamiento global; sin embargo, ya se ha afirmado que este desafío medioambiental llegaría a afectar el suelo de los desiertos, por lo que ya no serían tan afortunados.

En el desierto es posible encontrar desde pequeños insectos hasta grandes mamíferos, pero lo cierto es que cada uno de ellos posee características totalmente únicas que los distingue de otros compañeros de su misma clase taxonómica. Es decir, un insecto del desierto no es igual a uno hallado en algún bosque boreal, pues sus necesidades y adaptaciones son totalmente diferentes.

A continuación, veremos los animales más representativos de los desiertos.

Animales del desierto.

Género camelus.

Camellos y dromedarios.

Dromedario.

Ubicación: Asia, África, Medio Oriente y Oceanía (Australia).

Es casi imposible omitir al camello y al dromedario en temas de animales desérticos. Este género perteneciente al orden Artiodactyla posee tres especies:

Camelus ferus o camello bactriano salvaje. No domesticado.

Camelus bactrianus o camello bactriano. Domesticado por el hombre y que sirve de transporte.

Camelus dromedarius o camello arábigo, mejor conocido como dromedario, el cuál se diferencia de sus parientes por poseer una sola joroba.

Los tres están muy bien adaptados a vivir en el desierto. Los dromedarios son capaces de perder más del 30 por ciento del agua de su cuerpo y aún así seguir viviendo. Pero compensan esta situación cuando encuentran agua, pues en solo 10 minutos beben 100 litros. Los bactrianos sobreviven gracias a sus reservas de agua y la grasa contenida en sus jorobas (igual que los dromedarios), quienes les aportan nutrientes cuando hay escasez de alimento.

Monstruo de Gila.

Heloderma suspectum.

Monstruo de Gila.

Heloderma suspectum.

Ubicación: Norteamérica (Estados Unidos y México).

Otro gran representante de los ambientes hostiles. El monstruo de gila es un lagarto cuyos principales mecanismos de defensa son su veneno y su piel recubierta de escamas óseas. Por si fuera poco, su coloración combinada entre negro, rosa, naranja y amarillo, les permite camuflarse en su entorno.

Tortuga del desierto.

Gopherus agassizii.

Tortuga del desierto.

Gopherus agassizii.

Ubicación: Norteamérica (Estados Unidos y México).

Además del grueso y rígido caparazón que la protege, la piel de la tortuga del desierto es escamosa y lo suficientemente gruesa para evitar que los depredadores la lesionen con facilidad. Sus uñas delanteras son muy largas y triangulares, ya que están adaptadas para excavar en suelos rocosos.

Borrego cimarrón.

Ovis canadensis.

Borrego cimarrón o musmón.

Ovis canadensis.

Ubicación: Norteamérica.

El borrego cimarrón es un mamífero artiodáctilo que se caracteriza por sus gruesos y curvos cuernos de hasta 14 kg de peso. Aunque todas las subespecies se distribuyen por laderas, prados alpinos, terrenos rocosos y semi secos, es la subespecie Ovis canadensis nelsoni o borrego del desierto, la más común en este bioma, abarcando desde California hasta Arizona.

Lobo.

Canis lupus dingo.

Dingo, subespecie de lobo.

Algunos tipos de lobo también abarcan desiertos de varias partes del mundo. Por ejemplo, el lobo árabe (Canis lupus arabs) se halla en Oriente Medio y está adaptado para vivir a altas temperaturas. El lobo indio (Canis lupus pallipes) vive en ambientes semidesérticos de India occidental y el lobo mexicano (Canis lupus baileyi) atraviesa puntos muy calurosos de la República Mexicana. Estos ejemplares mantienen una cantidad de pelaje equilibrada que les aporta protección al mismo tiempo que les permite mantenerse frescos.

El Dingo (Canis lupus dingo) es una subespecie de lobo que habita zonas áridas de parte de Asia y Oceanía.

Coyote.

Canis latrans.

Coyote.

Canis latrans.

Ubicación: América del Norte y Centroamérica.

Este mamífero perteneciente a la familia Canidae, es exclusivo del continente Americano y puede sobrevivir en diferentes ambientes: bosques, praderas, pantanos, zonas montañosas y por supuesto, desiertos. Su capacidad de alimentarse de una gran variedad de alimentos, le permite la supervivencia tanto en lugares húmedos y tropicales, como en terrenos áridos y calurosos. Incluso, al coyote se le ve en zonas urbanas.

Diablo espinoso.

Moloch horridus.

Diablo espinoso o moloch.

Moloch horridus.

Ubicación: Australia.

El diablillo o diablo espinoso es un exótico reptil con apariencia prehistórica que habita, principalmente, en el Gran Desierto Arenoso de Australia occidental. Posee una piel cubierta de placas espinosas con una coloración que se camufla perfectamente con la arena y los elementos rocosos de su hábitat natural.

Lagarto cornudo.

Phrynosoma.

Lagarto cornudo.

Phrynosoma.

Ubicación: Norteamérica (Estados Unidos y México).

El lagarto cornudo tiene un cuerpo redondeado muy particular. No solo se destaca por su piel escamosa y reforzada con algunas espinas en espalda y cabeza, sino por su mecanismo de defensa: el de arrojar chorros de sangre hacia su víctima para tener oportunidad de escapar. Esta sangre que proviene de las esquinas de los ojos y sale disparada a 1.5 m de distancia, tiene un sabor muy desagradable que ahuyenta a los enemigos.

Lagartija nítida.

Liolaemus nitidus.

A pesar de que el desierto de Atacama en Sudamérica es el lugar más seco del mundo, la lagartija nítida encuentra lo necesario para sobrevivir. Se protege en las sombras que crean las rocas y se alimentan de algunos insectos y plantas.

Rata canguro.

Dipodomys.

Ubicación: Oeste de Norteamérica.

Es un roedor representado por gran número de especies, siendo la rata canguro del desierto (Dipodomys deserti) una de las más conocidas por su tamaño de 30 cm. Vive en madrigueras que le ofrecen protección contra depredadores y ambientes hostiles y se alimenta de semillas, capullos, frutos e insectos. Su color combinado entre canela y gris, le confiere un excelente camuflaje contra sus enemigos, además de que salta velozmente cambiando de dirección .

Serpiente.

Serpientes del desierto.

Serpiente de cascabel.

Las serpientes representan a uno de los más poderosos depredadores del desierto. Gracias a sus escamas adaptadas, a sus agudos sentidos y a su coloración de piel perfectamente camuflada con la arena, son capaces de pasar desapercibidas y atacar sorpresivamente. Las variedades de serpientes de cascabel (género Crotalus) son las más comunes y unas de las más letales, no solo para otros animales sino para el hombre. En el desierto de Australia es común encontrarse con especies taipán del interior, las serpientes terrestres más venenosas del planeta.

Escorpión.

Escorpiones del desierto.

Especie de escorpión desértico.

Qué sería de un desierto sin escorpiones. Es también, uno de los más temidos depredadores con capacidad para adaptarse a diferentes ecosistemas. Su exoesqueleto y el veneno almacenado en la punta de la cola, les permite la supervivencia, pues sus neurotoxinas les brinda la oportunidad de aniquilar animales incluso más grandes que ellos, como lagartijas y roedores. El alacrán de corteza (Centruroides sculpturatus) y el alacrán gigante del desierto (Hadrurus arizonensis) son algunos ejemplos.

Escarabajo Stenocara gracilipes.

Es nativo del desierto de Namibia del sur de África, una de las zonas más áridas del mundo. Se destaca de otros tipos de escarabajo por almacenar las gotas de niebla que captura del aire con ayuda de sus alas. Otras investigaciones confirman que también es capaz de obtener agua del rocío, es decir, del aire húmedo sin niebla.

Canguro.

Canguros en el desierto.

Macropodidae.

Los canguros son emblemáticos de las tierras australianas, especialmente las áridas y desérticas. El canguro rojo (Macropus rufus) y el canguro gris occidental (Macropus fuliginosus) son más comunes en los desiertos.

A pesar de que cuentan con gran resistencia en ambientes calurosos, los canguros suelen buscar puntos con cuerpos de agua y vegetación para abastecerse, especialmente de pastos y raíces, elementos encontrados en los desiertos.

Otros animales:

Tipo de fauna desértica.

Zorro fénec o zorro del desierto (Vulpes zerda).

Otro tipo de fauna encontrada en los desiertos es:

– Zorro fénec (Vulpes zerda).

– Diversos tipos de iguana.

– Flamenco andino (Phoenicoparrus andinus). (Encontrado en el desierto de Atacama).

– Correcaminos (Geococcyx californianus).

– Zopilotes.

Y si hablamos sobre desiertos gélidos como la Antártida y el Ártico, la lista cambia:

Oso polar.

– Narval.

– Varios tipos de focas.

– Petrel.

Varios tipos de pingüino.

– Beluga.

– Tiburón de Groenlandia.

– Caribú.

– Liebre.

– Zorro ártico.

– Lobo ártico.