Alimentos de Origen Animal

Un alimento de origen animal es todo aquello comestible que provenga de, como su nombre lo dice, los animales. Sin embargo, no todos los miembros del reino Animalia están contemplados. Hay algunos que por sus características, peligrosidad o restricción legal no pueden o no deben ser consumidos ni directamente ni en productos derivados.

La res, el cerdo y el pollo son los tipos de carne de mayor consumo mundial, seguidos del pescado. No obstante, hablar de alimentos de origen animal es muy amplio si consideramos las costumbres y tradiciones, lo que varía de acuerdo a la región de la que hablemos. En ciertos países se consumen especies que en otras latitudes son desconocidas como formas de alimento. Por ejemplo, hay poblaciones que incluyen a su dieta tipos de hormigas, monos, caimanes, murciélagos, orugas, ratas, armadillos, caracoles, perros, entre muchos otros.

¿Cuáles son los alimentos de origen animal?

Como alimentos más consumidos de origen animal podemos mencionar la carne, el pescado, los huevos, la leche y los productos lácteos derivados de esta última.

Carne.

Los productos cárnicos se refieren claramente a la carne, pero también incluye piel, huesos, cartílagos y vísceras como hígado y riñones, provenientes de mamíferos, reptiles, anfibios y aves. Las carnes pueden ser rojas o blancas. Como ejemplos de carnes rojas está la vacuna, caprina, ovina y porcina, entre otras. Entre las blancas se agrupan las del pollo, pavo, ganso y pato principalmente.

Aunque no es específicamente carne, la sangre de ganado y reptiles se consume en varias partes del mundo.

Pescados y mariscos.

Ejemplos de estos son el arenque, salmón, bacalao, sardina, langosta, caracol, cangrejo, y muchas otras especies provenientes del mar.

Pescados y mariscos.

Alimentos de origen marino.

Huevos.

Aportan gran diversidad de nutrientes. Esto incluye a gallinas, codornices, avestruces, entre otras aves.

Leche y derivados lácteos.

Agrupa leche entera en polvo, condensada, desnatada, descremada y evaporada. Yogures, leches agrias, caseína, quesos, mantequillas y mantequillas clarificadas.

También existen otros productos de consumo humano que son demandados en menor proporción, como por ejemplo:

Miel de abejas y jalea real.

Jamones y embutidos.

Manteca de cerdo y grasas extraídas.

Gelatina.

¿Cuáles son los nutrientes de los alimentos de origen animal?

Los alimentos de origen animal pueden proporcionar variedades importantes de micronutrientes. Estos son compuestos que requerimos en cantidades pequeñas y están representados por las vitaminas y minerales. Su función principal es la de facilitar muchas reacciones químicas que ocurren en el cuerpo, pero no proporcionan energía a diferencia de los macronutrientes.

La leche y sus derivados.

Se han relacionado casos de anemia, estatura baja, raquitismo, deterioro del rendimiento cognitivo, ceguera y muerte, con una dieta nula en alimentos de origen animal, pues al faltar suficientes micronutrientes valiosos como vitamina A, vitamina B12, riboflavina (vitamina B2), calcio, hierro y zinc, por mencionar algunos, el cuerpo se desequilibra y enferma. Por esta razón, varias fuentes señalan que estos alimentos animales en combinación con una dieta vegetariana, proporcionarán niveles equilibrados de nutrientes.

En 2016 la universidad de Harvard de Estados Unidos publicó en su portal los mejores alimentos vegetales y animales que proporcionan las más importantes vitaminas y minerales, por lo que a continuación mencionaremos aquellos alimentos de origen animal que destacaron en el listado:

Vitamina A: carne de res, hígado, huevo, camarón, pescado, leche.

Vitamina B1: jamón.

Vitamina B2: leche, yogur, queso.

Vitamina B3: carnes sin grasa, aves de corral, huevo, pescado.

Vitamina B5: pollo.

Vitamina B6: carne, pescado, aves de corral, huevo.

Vitamina B7: huevo, pescado.

Vitamina B12: carne, aves de corral, pescado, leche, queso.

Vitamina D: leche, pescado graso.

Vitamina K: huevo, leche.

Calcio: yogur, queso, leche, salmón.

Potasio: carne, leche.

Cromo: carne, pollo, pescado, queso.

Cobre: mariscos.

Flúor: pescado.

Yodo: mariscos.

Hierro: carnes rojas, aves de corral, huevo.

Selenio: carne de órganos, mariscos.

Zinc: carne, mariscos.

Con relación a los macronutrientes, es decir, aquellos compuestos químicos que los humanos necesitan en mayores cantidades para generar la suficiente energía, también son obtenidos en este tipo de alimentación. Los macrontrientes principales son carbohidratos, proteínas y lípidos, siendo las proteínas las más encontradas en productos de origen animal como las carnes, pescado, pollo, huevos y lácteos. Los carbohidratos son obtenidos en parte de la leche y el pescado es buena fuente de lípidos.

Riesgos de los alimentos de origen animal

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declara que los alimentos de origen animal no son esenciales para una dieta vital, pero sí cumplen como saludables complementos para la mayoría de las dietas.

Beneficios de comer carne.

Carnes rojas.

También se agrega que este tipo de alimentación no siempre está dentro de la capacidad adquisitiva de familias de escasos recursos y por lo tanto, las deficiencias en la salud son frecuentes. Contrariamente a esto, las personas con mayor poder adquisitivo que habitan en países en desarrollo suelen consumir con asiduidad grandes porciones de estos alimentos, aumentando sus niveles de grasa saturada, lo que los pone en riesgo de sufrir obesidad y todas las enfermedades que esta conlleva.

Comer alimentos insalubres en general, puede enfermarnos y los alimentos de origen animal no son la excepción; especialmente cuando son derivados de una mala alimentación del animal, de un mal manejo o una incorrecta preparación en la cocina.

Ante una falta de salubridad, pueden adquirirse bacterias, virus, parásitos y sustancias químicas nocivas que pueden repercutir en enfermedades que van desde una diarrea hasta un cáncer, pero esto no quiere decir que una diarrea sea problema menor.

Los rastros son sitios comunes de contaminación. La carne puede contagiarse por presencia de enfermedades, por residuos de medicamentos en los animales o por el contacto directo con vísceras estomacales de los sacrificados. Además, muchas instalaciones, superficies y utensilios podrían no recibir la limpieza adecuada. El agua con probabilidad de contenido de patógenos es otra posible causa. Por tal motivo, los rastros de cada región deben ser supervisados y valorados periódicamente para descartar peligros graves o intoxicaciones en los consumidores.

Datos estadísticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), revelaron que aproximadamente alrededor de 600 millones de personas se enferman cada año por alimentos contaminados y que 420 mil personas mueren anualmente por esta misma causa.

Otra situación de preocupación son los residuos en carne. Actualmente existen medidas efectivas para eliminar, reducir o eliminar por completo los residuos de carne a niveles no peligrosos. No obstante, el consumo de alimentos de origen animal debe hacerse con precaución.

Los residuos de carne son productos de degradación presentes en tejidos y vísceras del animal, provenientes de tratamientos con químicos o por compuestos tóxicos en el medio ambiente. Estos se clasifican en:

– Anabólicos esteroides y hormonas.

– Anabólicos no esteroides.

– Antibióticos promotores del crecimiento.

– Medicamentos de origen veterinario.

– Agroquímicos.

– Contaminantes de origen animal.

 

 

Fuentes

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14672292

www.health.harvard.edu/staying-healthy/the-best-foods-for-vitamins-and-minerals

www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/protein/

http://www.fao.org/elearning/Course/NFSLBC/es/story_content/external_files/Macronutrientes%20y%20micronutrientes.pdf

https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/riesgos-en-alimentos-de-origen-animal-evaluacion-de-riesgos-en-rastros-y-mataderos-municipales

https://www.planagropecuario.org.uy/publicaciones/revista/R127/R_127_38.pdf