Ajo

Allium sativum

Información y Características

El ajo es uno de los productos del reino vegetal de más antiguo consumo. Es muy apreciado en la gastronomía, si bien su aroma y sabor despiertan reacciones encontradas. Esta especie pertenece al mismo género de la cebolla y sus propiedades medicinales son variadas.

Orden: Asparagales
Familia: Amaryllidaceae
Género: Allium

Descripción

Se le describe como una planta perenne bulbosa que alcanza hasta 60 centímetros de altura. El bulbo es redondo y está formado por 5-15 bulbillos coloquialmente llamados dientes, todo envuelto en una capa delgada de color ligeramente rosado. La planta posee entre 4 y 12 hojas largas y aplanadas unidas al tallo subterráneo.

Allium sativum produce flores de color blanco o rosado que crecen a partir de tallos individuales de hasta 25 centímetros de longitud.

Distribución

Planta nativa de Asia central y el noreste de Irán, incluyendo Kazajistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Kirguistán. No se encuentra naturalmente en estado silvestre y su origen exacto es desconocido, pero los expertos suponen que pudo haber descendido de Allium longicuspis, una especie que crece salvaje en Asia central. En el presente, el ajo se cultiva en casi todas partes del mundo, predominantemente en las regiones templadas y tropicales, y puede crecer de forma silvestre en sitios donde se ha naturalizado.

Ajo - Allium sativum

El cultivo de Allium sativum tiene más de 5,000 años de antigüedad. Los egipcios, chinos, griegos y habitantes de la India lo usaban a menudo e incluso se encontraron bulbos en la tumba del célebre faraón Tutankamón. Se usaba en Babilonia, y en Grecia y Roma se consumía en grandes cantidades.

Los países más importantes en producción de ajo son España, Turquía, Estados Unidos, Egipto, Corea, India y China.

Reproducción y variedades

En verano aparecen flores hermafroditas estériles que en lugar de semillas producen los bulbillos. Esto es así porque antes de que se pudiera producir la fertilización, las flores “abortan” y con eso se elimina la posibilidad de que existan frutos con semillas.  Gracias al cultivo, la especie se propaga al sembrar los dientes de manera individual. Su crecimiento óptimo requiere suelo seco bien drenado en un sitio soleado.

Las subespecies del ajo son Allium sativum ssp. ophioscorodon y Allium sativum ssp. sativum, que tienen cientos de variedades.

Ajo - Allium sativumUsos

El ajo es la más picante de todas las especies del género Allium, es por eso un condimento fuerte y un poderoso antibiótico natural. Por supuesto, las partes más utilizadas de la planta son los dientes, que se comen crudos o cocidos. Dentro de sus usos culinarios destaca el ser un ingrediente esencial de la cocina típica de ciertos países o regiones y de muchos platillos y salsas.

 

La medicina tradicional ha hecho uso intenso del ajo como cura y remedio de varios males humanos. Se ha usado para tratar la tos, la tuberculosis, los problemas pulmonares, la gripe, la gastroenteritis, la disentería y los resfriados. Para la medicina ayurvédica es una planta rejuvenecedora, afrodisíaca y desintoxicante. Su uso externo es útil para el acné, infecciones por hongos, picaduras de insectos y curación de cicatrices. Algunos estudios sugieren que el consumo de ajo reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Estudios de la medicina occidental más recientes manifiestan que los compuestos del ajo que contienen azufre sí pueden ser eficaces para combatir las bacterias, los hongos y el dolor, y además, poseen propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Dichos compuestos son los responsables del penetrante aroma que suele persistir en el cuerpo aun 30 horas después de haberlo consumido.

Amenazas y conservación

Dado que el ajo es una especie cultivada, no se encuentra en peligro de extinción. Es una planta muy resistente a las enfermedades, pero si las condiciones del suelo en que se siembra no son adecuadas en términos de profundidad o humedad, puede ser afectada por infecciones fúngicas como la pudrición blanca y la raíz rosada.