Definición de agua

Pese a que suena un tanto extraño, el agua se define como un compuesto químico. Contiene dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno, es decir, una molécula de agua contiene a los dos átomos de hidrógeno unidos al átomo de oxígeno por un enlace covalente. La fórmula del agua es H2O.

En condiciones normales es incolora e inodora pero posee una excelente capacidad de disolver gran cantidad de sustancias que le otorgan diferentes sabores, olores y colores, por ello se le conoce como solvente universal. En la naturaleza, el agua existe y persiste gracias al ciclo hidrológico, que es un intercambio incesante del compuesto entre la atmósfera, el agua del suelo, las aguas superficiales, las aguas subterráneas y las plantas; consta de varios procesos básicos de transferencia: evaporación, condensación, precipitación y escurrimiento.

También te puede interesar… Energía Hidráulica

El agua está presente de forma natural en la Tierra, y es esencial para la supervivencia de los organismos. Los recursos hídricos son aquellos de los que hace uso el hombre para diversos fines, puesto que las características del agua la convierten en un elemento único.

Agua

Tipología del agua

Según su estado físico, el agua puede presentarse en los tres conocidos estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Adopta diferentes formas. Las nubes, el vapor de agua, los icebergs, los glaciares, los lagos, los ríos y los océanos son agua en diferentes estados.

Como recurso natural, puede usarse si forma parte de las fuentes subterráneas o superficiales, ya sea “dulce” o “salada”. La mayor parte del agua terrestre es líquida y corresponde a los océanos.

Distribución del agua

El volumen total del agua en la Tierra es de 1,338 millones de kilómetros cúbicos y cubre el 71 por ciento de la superficie del planeta, siendo los océanos las masas de agua los que poseen la mayor cantidad de ésta, con un 96.5 por ciento.

Está contenida en océanos, mares, ríos, lagos, arroyos, canales, estanques, charcos, mantos acuíferos, en rastros geológicos y en los seres vivos.

Utilidades del agua

Los recursos hídricos son vitales para el hombre, pues pueden ser usados para el consumo directo, para el riego agrícola, para la producción industrial, para la recreación, en la navegación, como fuente de alimento y de energía, para la protección del medio ambiente y como medio de limpieza o purificación.

Se recalca la importancia del agua fresca y dulce para la supervivencia de los seres vivos, debido a que es posible morir sin su consumo. Por desgracia, sólo un 3 por ciento del total de agua terrestre puede ser bebida, y para complicar las cosas, más de dos tercios de este porcentaje se congela en los glaciares, sin olvidar el peligro de la contaminación.

Agua

Importancia del agua como recurso renovable

Se considera que el agua es un recurso renovable en tanto su uso sea controlado y su tratamiento sea muy cuidadoso. Como el total del agua dulce para consumo humano es reducido, la situación puede tornarse delicada si se extrae a una tasa mayor de su recarga natural. Esto es lo que sucede con las aguas subterráneas y por ello no se les considera recursos hidrológicos renovables. En sus otras formas, los flujos no son afectados por la extracción.

La sociedad mundial precisa agua para funcionar, en formas diametralmente necesarias para la vida moderna. Ya no basta con usarla para beber, limpiar o alimentarse, sino que constituye una opción favorable para la generación de energía que se aplica en la tecnología actual.